"Ahora que estoy escribiendo canciones…"

 

Ahora que estoy escribiendo canciones para un nuevo disco me doy cuenta de lo personal que pueden llegan a ser. Muchas cosas pasan por mi mente. Entre querer hacer una melodía que suene bien al oído, que tenga sentido la idea y que otras personas se puedan relacionar con la letra, es desgastante.

El cambio de viajar dando conciertos a estar pastoreando un grupo de increíbles personas es demasiado. En estos casi dos años que [quote style=”boxed” float=”right”]Me encanta la honestidad que la Biblia muestra sobre Jesús. Me puedo relacionar con ella.[/quote]comenzamos la iglesia he pasado por un proceso un tanto duro. En estos dos años y con una congregación con crecimiento acelerado como lo hemos experimentado, he sido vulnerable a los ataques del enemigo. Hace seis años una persona cometió un fraude en mi nombre. Yo no sabia hasta que vino el gobierno federal a llevarme a la corte el año pasado. Ahí supe lo que sintió Jesús al ser acusado siendo inocente. Gracias a Dios pude probar que estaba viviendo en México cuando esto sucedió y que no tenia nada que ver con el fraude. Esto en medio de predicar domingo tras domingo y escuchar personas con sus problemas personales entre semana pidiéndoles que confiaran en Dios.

En los últimos meses he sufrido tres incidentes de ataques de ansiedad. Había escuchado de ellos en amigos ministros, pero nunca pensé que pudiera tener incidentes así. Es horrible cuando te sucede. No le deseo uno a nadie. Se que no es falta de fe. Simplemente es parte del mecanismo de defensa de tu cuerpo cuando tu mente tiene mucha presión. He decidido tomar las cosas con mas calma. La Iglesia no es mía. Dios ama a las personas mas de lo que yo pudiera hacerlo.

En estos últimos meses he experimentado la traición de amigos cercanos que te piden un favor sabiendo que van a tomar ventaja de ti cuando lo hagas. Es un muy mal sabor de boca cuando te das cuenta. Lo peor es que son pastores o lideres reconocidos. Perdonar también es una decisión. Guardar el corazón muchas veces es dejar ir la ofensa. Pero una vez mas, el beso de Judas nunca es agradable.

Me encanta la honestidad que la Biblia muestra sobre Jesús. Me puedo relacionar con ella. Se que por muy mal que se vea el panorama, Jesús pudo sentir lo mismo que siento y aun mas, los días que paso en dirección al calvario. Incertidumbre. Soledad. Dolor.

Todo esto ha tenido un impacto en las canciones que he estado escribiendo. Dios ha sido mi refugio en estos tiempo. Muchos de los tweets y posts en Facebook que he escrito en el ultimo año son a mi mismo antes que a otros. “Confía en Dios” “Si Dios con nosotros, ¿Quien podrá en nuestra contra?”. Se que igualmente estas canciones están llenas de esos  momentos difíciles. Dios ha sido mi ancla y refugio. Me he aferrado a él y sus promesas.

Los últimos meses han estado llenos de momentos difíciles. Se que no soy la excepción a la regla. Si has pasado por algo similar solo me queda decirte: Dios es el único que nos puede ayudar.