Que hacer cuando lo pierdes todo.

Si te encuentras en una situación donde sientes que lo has perdido todo, este mensaje es para ti.


Hay ocasiones en que las cosas no salen bien. La vida nos hace una mala jugada y lo que pensábamos que era seguro, deja de serlo.

Son momentos oscuros, de duda y desilusión.

Una traición. Un robo. Un abuso de confianza.

Es en esos momentos donde todo lo que creemos que es verdad es probado. Básicamente, el sistema de creencias que sostiene nuestra identidad y nuestra seguridad se ve cuestionado.

Este sistema de creencias tienen que ver con los conceptos que tenemos formados de lo que significa seguridad.

Muchas personas tienen su identidad y seguridad en el dinero, y cuando el dinero se va, su vida se acaba.

Otras tienen puesto su sentido de identidad en su relación, y cuando la persona les falla entonces su sentido de identidad y seguridad se ven amenazados.

En la Biblia encontramos la historia de un hombre llamado Job el cual, la misma Biblia nos dice, Dios lo había bendecido. Era un hombre propsero, rico y con muchos hijos.

Un día lo pierde todo, pero absolutamente todo. Incluso su salud se ve amenazada. Su esposa le dice “Maldice a Dios y muérete”.

Sus amigos comienzan a cuestionarlo y juzgarlo.

En el libro se ve una conversación que tiene Job con Dios donde cuestiona a Dios.

Dios mismo le contesta diciendo “¿Quien eres tu para cuestionarme?”. Al final Job reconoce a Dios como su seguridad y confianza. Dios le regresa el doble de lo que había perdido originalmente.

Quizás muchos de nosotros no perdamos todo en la vida, pero la realidad es que, si quien llena nuestra vida es Dios, no importa lo que lleguemos a perder, ya sea dinero, posesiones o una relación. Si tenemos a Dios como el centro de nuestra vida, no tendremos necesidad de nada mas.