Este Blog no es sobre música.

 

Creeme que este blog no es sobre la música.

El otro día tuvimos un evento de mujeres con la excusa del día del amor y la amistad en la Iglesia donde soy pastor llamada Central. Eran solo para mujeres y el tema tenia que ver con relaciones. Terminamos hablando que, no importa lo que hagas, necesitas poner a Dios primero en tu corazón, antes que tu pareja.

Le pedí a los muchachos de la música que buscaran una canción romántica muy conocida. Ibamos a tener muchas personas nuevas así que, al tocar algo que saliera en la radio o que conocieran nos ayudaría a trasmitir el mensaje de que Dios no esta en su contra o peleado con la cultura y con lo que viven todos los días. Esta idea de que “Dios esta en contra mía porque no soy lo suficientemente bueno” es quizás uno de los principales obstáculos para que la gente se convierta hoy en día. Pero eso es otro tema para otra ocasión.

Al tocar una canción que ellos se relacionen y que tenga que ver con el tema, increíblemente ayuda a que las personas abran su corazón para recibir el mensaje después de la canción. Lo hemos probado y es muy efectivo.

Pero este blog no es sobre la música ni mi punto de vista de ella.

Aun así los muchachos cantaron una canción de “Sin bandera” llamada “Te vi venir”. La tocaron igualita. Las mujeres la recibieron muy bien y cuando se compartió el mensaje, al final todas lloraban. Estoy seguro que muchas recibieron a Cristo esa noche.

Inocentemente puse la foto de los muchachos tocando en las redes sociales con la leyenda “Te vi venir – Sin Bandera”. No me fije en los comentarios que se produjeron hasta unas horas después. Me cayeron a palos y sin misericordia.

Algunos de los comentarios eran defendiendo el lugar “Santisimo” pero según lo que dice la Biblia, Dios no habita en templos hechos por hombre.

Básicamente me recetaron varios versículos para mandarme a la antesala del infiero. “¿Que comunión tiene la luz con la tinieblas?” El cual habla de no tener novio o novia con alguien que no sea cristiano, no de la música. El segundo es en Santiago donde dice que “de una misma fuente no puede salir agua dulce y agua salada”, lo cual habla de la lengua, no de la música.

Otro mas que dice que “no amemos al mundo ni las cosas que hay en el mundo” en 1 Juan 2:15. Lo que hay que resaltar aquí es la definición de la palabra mundo. Juan 3:16 dice que de tal manera amo Dios al mundo que dio a su único hijo por él. No me parece coincidencia que Juan fue el que escribió estos dos versículos. Pareciera que nos esta diciendo “Dios ama al mundo pero en otro lado nos dice que nosotros no amemos el mundo.” Pero Juan explica lo que quiere decir cuando dice “No ames al mundo”: los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida. Estas tres cosas tienen que ver con una condición del corazón. No habla de la música. O si ese fuera el caso, no es exclusivamente de la música, sino de todas las áreas de la vida. Incluso estando en la iglesia tienes que lidiar con estas tres cosas.

Pero este Blog no es sobre la música.

Otro de los versículos que me lanzan esta en Santiago ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios. A simple vista pareciera que Dios esta enojado con el mundo otra vez. Pero Santiago les esta escribiendo a una iglesia que tienen conflictos de carácter entre los miembros. Chismes y pleitos era lo que se escuchaba de ellos. Les llama orgullosos. Les llama chismosos. A esto es lo que llama Santiago “amigo del mundo”. Tampoco veo nada que tenga que ver con la música.

Para serte honesto, a mi no me afecta. No encuentro suficientes sustento en la Biblia como para mandar al infierno a toda la música secular. Hay canciones que creo que no deberían de existir, las cuales exaltan cosas que están en contra del carácter de Dios, pero no todas. Al igual pienso que hay canciones “cristianas” que cantan en casi todas las congregaciones y que enseñan cosas fuera de contexto bíblico y que no deberían de existir.

Honestamente, cada quien que piense lo que quiera sobre el tema. Si te afecta, no lo escuches y ya.

Mi punto no es en realidad con la música. Mi punto es la fiereza con la que defendemos nuestros puntos de vista, insultando y aplastando a los demás. Defendemos a capa y espada el cristianismo que conocemos, ignorando que hay muchos otras maneras de ser cristiano.

Esto es lo que muchos cristianos comparten y escriben en Facebook y las redes sociales. Nuestras diferencias, el “yo estoy bien y tu estas mal porque ciertos versículos (como los interpreto), me ayudan a apoyar mi punto de vista el cual defiendo, predico y comparto,” no tiene nada que ver con el cristianismo de la Biblia. Huele a orgullo cristiano. Eso es precisamente lo que estaba escribiendo Juan y Santiago al referirse a no ser amigo del mundo. ¡Que ironía!

Si en verdad quieren no ser amigos del “mundo” dejen el orgullo espiritual, dejen de pelearse en Facebook y de señalar a los que ustedes creen que están mal. Es la version moderna de lo que escribe Santiago y Juan.

Tu trabajo no es señalar al que esta mal, sino predicar la verdad. Son dos cosas diferentes.

Como les dije, este blog no se trataba de la musica. Es acerca del caracter cristiano.

¡Animo pues!

 

[hcshort id=”5″]