Paz con Dios

 

Hay dos tipos de pecadores: los que lo aceptan y los que no.
Soy pecador. Lo admito. Aunque no quiera, muchas veces termino haciendo lo que no quiero hacer. Todos nosotros estamos a una mala decisión de echar a perder nuestra vida. Es una lucha constante con uno mismo.[quote style=”boxed” float=”right”]Hay dos tipos de pecadores: los que lo aceptan y los que no.[/quote]
Curiosamente Jesús vino a morir por todos, pero en su caminar aquí en la tierra tuvo problemas con aquellos que justificaban sus pecados intercambiándolos por acciones. Ir al templo, leer las escrituras y orar públicamente. Estas fueron algunas de las cosas que Jesús reprocho a los Fariseos, los cuales justificaban su vida con estas acciones. Lamentablemente seguimos siendo iguales.
No hay nada que podamos hacer para quedar bien con Dios o ganarnos su favor. Nada. Aquel que lo crea, no necesita a Jesús, ya que con sus buenas obras podrá impresionar a Dios.
Solo a través de poner nuestra confianza en Jesús y en el sacrificio que hizo en la cruz. Solo haciéndolo el dueño, líder, guía y Señor de nuestra vida.
Jesús ya lo hizo todo para poder tener paz con Dios. Confiemos en Él.